Ámbar. La Visita


“Mmmh cerveza… (léase salivando en modo Homer Simpson jaja)”




Muy buenas escapistas!

No sabemos qué tiene esto del escapismo que engancha tanto… o sí? ;-p

Pero el caso es que es inevitable que uno salga con subidón de una sala y cuente ‘batallitas’ a diestro y siniestro… y al final, van quedando pocos amigos profanos porque a muchos les pica el gusanillo y prueban alguna vez. Y cuando esto ocurre, ¡están perdidos! Muahahahaha (risa malvada jeje). 

Pues esto nos ocurrió con esta sala: queríamos introducir a dos amigos en el mundillo y esto suponía buscar una sala con buenas referencias, pero que no hubiéramos hecho nosotros dos (medio equipo Riders); asumible para los dos nuevos jugadores pero con la cantidad justa de reto y diversión para los cuatro. ¿Cómo acertar? 

Finalmente, nos decantamos por una sala de las de ‘reciente’ apertura en Madrid, de la mano de una franquicia, CocoRoom, que podéis encontrar en varias ciudades de España. Habíamos leído buenas críticas, duraba más de lo habitual (75 minutos) y ¡¡el tema principal era la cerveza!! Ya estábamos tardando…

Pues allí llegamos, cerca de Embajadores, a un local bien majo y amplio que tienen estos chicos (tienen otras salas). En la recepción nos contaron lo habitual en estos casos, aprovechando para introducir a nuestros amigos, y nos prepararon concienzudamente para realizar la visita a la fábrica de Ámbar, donde nos espera una importante misión: El maestro cervecero ha desaparecido en extrañas circunstancias, y la producción de cerveza está en grave peligro... 

¡Pues eso sí que no puede ser! Así que nos pusimos manos a la obra. Nos esperaban 75 minutos por delante que, la verdad, nos supieron a poco :-)

Preferimos no adelantaros nada de lo que os vais a encontrar, por supuesto; pero sí que os podemos asegurar que todo lo que veáis tendrá como protagonista, de una u otra manera, a la cerveza. 

Por otro lado, nos encantó encontrarnos con muchos mecanismos y absoluta interacción con toda la sala según avanzamos. La tecnología y los candados están bien equilibrados y el juego resulta muy dinámico y largo hasta el final, con alguna sorpresa en el avance de la sala que la hace muy entretenida. 

Y aunque nuestros nuevos reclutas cogieron el ritmo muy bien, nos quedamos a las puertas de los últimos pasos. Pero qué bien sabe cuando tienes un Game Master enrollado que te deja jugar esos minutos de cortesía, ¡incluso manteniendo la inmersión! Un minuto y medio después nos ganamos la salida por nuestros propios medios y un premio bien fresquito que nos dejó muuuy buen sabor de boca jeje (y esto es por la sala también, ¿eh?). 

Vamos con la VALORACIÓN (sobre 5):

Ámbar. La visita
Game Master
Ambientación
Enigmas
Originalidad
Tecnología
Dificultad

En resumen, la consideramos una sala MUY BUENA (4/5), con un reto de 75 minutos lleno de pruebas y con temática muy original. Asequible con 3-4 personas, muy dinámica y divertida. Y como veis, apta para profanos y veteranos. Lo pasamos bastante bien. 

Y una cosa que cada vez nos gusta más: apreciamos especialmente que se cuide la coherencia inmersiva y esta sala la tiene. Es decir, que empiezas con una historia y la trama te va llevando por el avance de las pruebas e incluso nuevos objetivos, pero bien hilados. De esta manera, el juego tiene un contexto que nos ayuda a disfrutar la sala en su conjunto. 

QUE MEJORARÍAMOS: 

Pues la verdad, creemos que en esta línea van muy bien. Apenas tenemos nada que decir, salvo tal vez potenciar el briefing inicial para hacer crecer la adrenalina antes de entrar en la sala. 

Y hasta aquí nuestra review cervecera! Hasta la próxima, escapistas!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Misterio de la Calavera de Cristal

Holmes vs. Moriarty