Ouija

“¡Esta vez te toca a ti!”



¡Buenas, escapistas!

Volvemos a la carga con la siguiente parada de nuestra ruta por Barcelona.

Y es que, por si no os lo habíamos comentado todavía, el origen del gusanillo por este viaje lo había generado la necesidad de conocer Horror Box. Una empresa de referencia en la que los Game Master son actores y los escenarios y dinámicas del escape están basados en su experiencia cinematográfica… ¡no podíamos pedir más!

Pues sí. 48 horas y 7 escapes planeados, de los cuales 3 eran de Horror Box. Pero por temas de intendencia tuvimos que dividir fuerzas a la mitad en esta sala (los otros dos estaban disfrutando su propio entierro en Catalepsia). Así que buscamos una tercera recluta para contactar con los espíritus en Ouija.

Y es que, como mencionan en su web, se buscan valientes que quieran pasar por una experiencia paranormal donde todo puede suceder… y nosotros estábamos dispuestos a nuestro bautizo de fuego en nuestra primera Escape Room de tensión/miedo (en Madrid escasean, como sabéis, aunque se avecinan cambios este año, muahahahaha…).

Ya comenzamos el juego llegando al local. No os volváis locos buscando el logo de Horror Box. Tendréis que buscar bien el número, llamar y esperar a que os abran… y ya lo entenderéis después.

Porque todo lo que tiene lugar a continuación es una inmersión de primera. Creo que pocas veces he disfrutado tanto de que me contaran las reglas básicas de un escape. Casi ni se entera uno de que ya ha entrado, jeje. Al menos ese es el sello de la casa: completa inmersión, acorde a la trama, temática, escenarios, etc. Una aventura completa, vaya.

El planteamiento está claro, vamos a vivir una experiencia paranormal en toda regla… así que la tensión o miedo, según cómo se lo tome cada uno, están asegurados.

Aunque no es una escape de terror, nos pareció que tenía un punto de miedo muy tolerable y divertido. Nos fuimos metiendo en el papel y disfrutando del juego y los giros de la trama, que acaban con un ritmo trepidante y una historia redonda donde todo está hilado.

Si bien los enigmas no son muy complicados (afortunadamente, para poder sobrellevar sustos y sala a la vez), están perfectamente integrados y acordes a una ambientación que va ganando conforme avanza el juego.

¡Y sobrevivimos para contarlo! Aunque por 20 segundos no nos atraparon los espíritus que allí vivían...

Nos encantó. Sinceramente, un 10.

Vamos, no obstante, con la puntuación (sobre 5):


Ouija
Game Master
Ambientación
Enigmas
Originalidad
Tecnología
Dificultad

En resumen, esta sala es un TOP (1/5), de las imprescindibles (segunda en nuestro ranking). Recomendable para 2-5 jugadores, variable en función del miedo que queráis tener (mayor a menos jugadores… obvio, ¿no?), así como de la experiencia previa. Nosotros fuimos tres y nos parece un número perfecto.

Los mecanismos, enigmas físico-mecánicos y candados están bien balanceados; el ritmo crece sin parar y la inmersión es completa desde que ponemos el primer pie en la puerta hasta que salimos.

Así que, ¿qué hacéis que no estáis reservando ya?

Nuestra única pega es que queremos más salas así, tan bien hechas y llevadas con tanto mimo por los Game Master. Ellos son parte crucial de la historia para hacerte meter en el papel desde el principio y no sacarte ni para recibir las pistas. ¡Genial!

Nuestra más sincera enhorabuena, Horror Box. ¡Seguid así!


Y vosotros, ¿sois fans de los escapes de miedo? ¿Cuáles nos recomendáis? Somos todo oídos.

¡Hasta la próxima, escapistas!





Comentarios

Entradas populares de este blog

El Misterio de la Calavera de Cristal

Holmes vs. Moriarty

Ámbar. La Visita