La Mina



“¡A trabajar, mineros!”


¡Buenas, escapistas!

Casi terminando nuestra ruta por Barcelona, nos  desplazamos el último día a Hospitalet (con muchas expectativas, todo hay que decirlo), para conocer las instalaciones de Unreal Room Escape.

Al llegar allí, aunque creemos que a nuestro Game Master le faltó adrenalina en la presentación de la sala, un vídeo introductorio nos puso en antecedentes de forma más específica…

Esta aventura prometía llevarnos bajo tierra. Nada menos que a las Minas de St. Louis, donde una explosión dejó atrapados a sus trabajadores hace ya tiempo… Sin embargo, no sin extraños rumores, la empresa encargada de la explotación de la mina reabre sus puertas para recuperar los cuerpos… ¿o tiene otros intereses?

¡Allí estábamos para descubrirlo!

Pues bien, aquí tengo que hacer un inciso. Y es que tenemos el buen o mal vicio de registrar los detalles de cada sala que visitamos (si, ya sabemos que tenemos que hacérnoslo mirar, ejem).

No sólo porque cuando el vicio aprieta se nos acumulan las reviews y es difícil recordar los detalles con varias salas seguidas a las espaldas… sino porque leyendo nuestras notas sobre la dinámica de la sala e impresiones de ese día, pretendemos recrear mejor en nuestros posts la experiencia global del escape, que al final es lo que os podemos contar (sin spoilers).

Bueno, pues cerrando el capítulo de confesiones sobre nuestros métodos, tengo que decir que, al releer esas notas, me ha resultado casi abrumadora la cantidad ingente de tareas a las que nos enfrentamos ese día.

Cierto es que íbamos con las pilas súper puestas: eran nuestras últimas horas de ruta por Barcelona y esta era la penúltima sala y entramos a ‘comérnosla’. Pues bien, sólo digo que ésta no es mala estrategia para lo que os vais a encontrar.

Eso, y como bien indican en su web, que vayáis cómodos (recordad que vais a una mina, no a un hotel de cinco estrellas, por favor).

Y qué decir sin desvelaros la ilusión de lo que encontraréis: juego frenético, variado, sorprendente, para jugar en paralelo y no parar de currar en todos los sentidos. Divertidísima, genial ambientada, adrenalínica e inmersiva de principio a fin. Un ‘señor’ TOP.

Increíblemente salimos con 15’ de sobra o así (recordad que es una sala de 90’ nada menos), pero se nos pasó el rato volando. Polvorientos y acalorados como en una auténtica mina, así salimos, jeje.

Así que vamos ya con nuestra valoración (sobre 5):

La Mina
Game Master
Ambientación
Enigmas
Originalidad
Tecnología
Dificultad

En resumen, La mina es un claro TOP en nuestro ranking, imprescindible si sois de Barcelona o vais de ruta por allí. Inmersiva, con una alta jugabilidad para grupos de 3-5 jugadores (nosotros fuimos 4 y nos pudimos repartir muy bien). Para disfrutar como niños y querer repetir con las nuevas experiencias que nos tiene preparadas el sello de Unreal (como la sala Narcos, también en Hospitalet).



[Psst! Incluso dicen los rumores que La mina podría abrirse pronto en Madrid...]

Pues eso, ¡sacad el pico y a ponerse el mono de minero, que merece la pena!

¡Hasta la próxima, escapistas!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Misterio de la Calavera de Cristal

Holmes vs. Moriarty

Ámbar. La Visita